___Es de madrugada, si. Es de madrugada y un reloj maldito solo marca sus tics. A través de la ventana veo luces como ojos infinitos que nunca se apagan, espejos que no reflejan nada. Mi sombra dice que ria, yo apago la luz. Un labio inferior sangra a mordidas de preguntas. Es de madrugada y otro ritual comienza. Sentado al escritorio, la tenue luz de la pantalla apenas iluminándome el rostro, mis aros de humo impactando contra el cristal, la oscuridad devorando un mar de ausencia a mis espaldas.
___Es de madrugada y ya estoy tan ebrio de otoño, que destapo las pociones que le darán color a este espatulado invierno. Mi sombra se cree libre moviéndose en la oscuridad de la habitación. Se contorsiona, escupe su veneno y se regocija. ha olvidado que somos lo mismo en esta ceremonia, por eso pierde su voz entre mis versos. Es de madrugada y el insomnio intermitente aparece otra vez. Estas cuatro paredes que juegan a ser jaula no podrán contener a mi dulce soledad, esplendida bestia salvaje, que saldrá a cazar los fantasmas que escaparon.
___Es de madrugada y llueve. Si, llueve intensamente. Ya nada mas se escucha. La imponente tormenta habla en un lenguaje secreto que conocemos bien. Y nos conecta a pesar de las distancias, para decirnos algo. Por eso podemos escuchar nuestra voz en el cantar de las gotas cuando caen. Así, inundamos las ciudades de nuestros pensamientos. Por eso mismo cierro los ojos y me dejo llevar…
___Entonces imagino que es de madrugada y que llueve, que estamos bajo el mismo cielo gris y hace frío. Imagino que hay aroma a café y me pedís que te abrace, junto al fuego, mientras miramos las luces difusas de la ciudad tras el vidrio empañado. Imagino en la punta de mis dedos la suavidad de tu piel, blanca y fresca como la nieve, y como me harías temblar de un solo roce. Imagino la cadencia de tu respiración, tu sabor, que te quedas dormida en mis brazos y pronuncias mi nombre entre sueños, que siento el calor de tu cuerpo y puedo embriagarme de tu aroma. Imagino que me cantas una suave melodía y como el sonido de tu risa ilumina la habitación, que pronuncias palabras de amor con una amplia sonrisa y los ojos llenos de ilusión. Imagino que sos vos, y solo vos, lo que es real, lo que se puede alcanzar y tocar, con el alma o este cuerpo mortal…
___Imagino que sigue siendo de madrugada y que llueve. Que estas conmigo y no hay otro lugar a donde quieras ir.