Poema Sin Titular N° III

Etiquetas

Arderá por dentro
me consumirá lentamente
y aunque yo me apague
seguirá ardiendo
entonces viviré otra vez
para cumplir los ciclos
de este eterno viaje nocturno
también llamado tesoro
maldición
recuerdo
lo haré una y otra vez
con el mayor de los placeres
ojos de alma bien abiertos
escribiré con sangre
corregiré poemas para alterar al universo
solo para que su corazón sea liberado
que cause esos huecos en su sonrisa
donde me gustaría dormir
por siempre
y sin embargo
seguirá ardiendo por dentro
arderá aun mas que cualquier otro
me consumirá lentamente
pero todo esto
hará que en algún momento
por un instante
logre tocar la estrella mas brillante
para hacerla inmoral.

Lazos

Etiquetas

, , , , , , ,

Todo lo que los une,
es también lo que los separa.
Y el desierto es
como un infierno congelado,
sin el sol.
Y el tiempo es
como un conquistador maldito
que todo lo infecta al morder.
Pero las voces
¿que hacer con las voces?
el vagabundo que se detiene a descansar,
las promesas hechas para romperse,
la melodía de fondo que nadie escucha.
Y mis grietas,
¿me llevaran fuera de este laberinto?
Todo puede mezclarse,
en un solo color.
Nunca fui yo,
y sin embargo
ya no estaré.

Verbo

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

En nuestro abrazo participan tres:
tu cuerpo, el mío y en el medio un abismo.
Un abismo de soledades transparentes,
de versos compartidos, melodías,
de aguas dulces y luces de neon.

De tus ojos a mis ojos
gira y baila un puente colgante,
y mientras las frases van cruzando
el viento se las lleva,
junto con todas las palabras,
que no nos queremos decir.

Macadán de ciénagas e ilusiones sobre la arena,
la playa muda, espera nuestra reacción.
El beso crudo, taciturno del mar,
moja nuestras culpas, nuestros errores.
¿Qué vamos a hacer? ¿Mirar para atrás otra vez?

En el abrazo de tu sombra y la mía,
no hay espacios vacíos.
Solo verdades transparentes que queremos ocultar,
promesas que negamos,
y mas palabras sin usar, esperando.

Pero entre tu boca y la mía no existe nada.
No hay tiempo, ni formas, ni espacios.
Un universo esperando descubrir.
¿Podremos retener el tiempo?
Dejarnos atrás, camino al cosmos,
para salir, desarmarse y volver.

Y lo único que separa
tus labios
de los míos
es un verbo.
Este verbo.

_____________________________________

Este es un poema que alguna vez le escribí a una muy querida amiga, compañera y colega. De aquella época, este es uno de los pocos que mas me gustan. Lo encontré hace muy poco, perdido entre miles de archivos de texto. Encontré otros textos también, que como este, evocaron buenos recuerdos.  Creo que por esa misma razón quiero compartirlo con cualquier persona que caiga en las redes de mi blog: Por el simple hecho de haber encontrado algo.
Espero pronto animarme y compartir por primera vez mis cuentos. Demasiada información por hoy.

Buenas Madrugadas…